• Christel Drapier

Frente a la adversidad … ¡hagamos pan!

Actualizado: 15 de mar de 2020

En la “locura” de estos días (y probablemente lo que está por venir...) Llegas al super y no encuentras pan… ni fresco, ni de funda, ni de nada… ¡Buena noticia! Si, si… Es tu oportunidad por hacer un pan mejor que cualquiera del mundo de la panificación industrial (si no has leído mi artículo “El pan de molde y sus múltiples primos” pincha AQUÍ). Bueno, frente a la adversidad siempre se puede sacar algo bueno, ¿cierto?


Por lo cual te propongo lo siguiente: Una receta sencilla de pan tipo molde.

El pan que hacemos en nuestra Finca

¿Nunca has hecho pan? ¿ya estas empezando a sudar la gota gorda?… tranquiiiii… (ya suficiente estrés últimamente)


Lo que te propongo es accesible, - aunque nunca hayas mezclado harina y agua - (bueno exagero un poco, pero creo que mi mensaje está claro).


En esta receta, no necesitamos masa madre ni tampoco prefermento de levadura… trabajaremos en ¡método directo! (what¡¡¡), sorry... únicamente con levadura de panadería.


Manejaremos una masa de hidratación normal, no se te pegará nada mientras amasarás gentilmente tu primera obra maestra.🙌🏻


Única recomendación: NO te inventes y SIGUE los pasos que te doy con atención y te aseguro %100, que te saldrá un pan de molde que te sorprenderá. Tal vez el primero de una larga lista… ¡¡¡Uy ya me estoy emocionando!!!


¿Estás listo/a para esta nueva aventura? Entonces vamos…


Lo que necesitas:

· 500 gramos harina blanca - mejor si es orgánica

· 300 mililitros agua tibiecita de galón mejor - o mitad agua y mitad leche de vaca o de cabra.

· 25 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

· 25 gramos de leche en polvo - opcional, pero le da un toque dulzón adicional

· 15 gramos de azúcar de tu gusto - a mí me gusta la morena o panela

· 10 gramos de sal - cualquiera está bien, la rosada del Himalaya, de mar, de mesa, de Salinas de Ibarra, etc.

· 4 gramos de levadura seca (una cucharadita) – es la que encuentras en bolitas deshidratadas – ojo no le eches 4 gramos de la levadura fresca (este bloque de masa que se encuentra en las refris de los supermercados), se te hará un castillo de masa y un sabor horrible.


Bueno, como lo habrás notado… ¡pesaras, pesaras y P-E-S-A-R-A-S TODOS los ingredientes! Esta es una de las primeras recomendaciones si quieres llegar a la amasada sin mayor complicación.



Mi bollo de masa recién hecho - ¡maravilla!



Como vas a proceder:


1) Pasos previos: En un cuenco (el que más te gusta… ese de donde te salen cosas ricas), pondrás todos los ingredientes secos previamente pesados, es decir: harina, azúcar, sal y leche en polvo (si te decidiste por echarla) y mezcla todo para que la sal no quede a la superficie (según leyenda popular, la levadura no se lleva con la sal) y no te olvides la mantequilla.


En otro recipiente, el agua tibia igualmente pesado (pues un mililitro de agua equivale a 1 gramo) en el cual le pones una pizca de panela o azúcar, así como la cucharita de levadura (la fuente dulce ayuda a activar la levadura), remueves bien todo hasta que se haya disuelto por completo la levadura.


2) Mezclado: Ahora echa el agua con la levadura en el cuenco de los ingredientes secos y con la ayuda de una cuchara mezcla todos los ingredientes hasta que la harina haya absorbido el agua, cuando la cuchara ya no te sirve, échale la mano ¡¡¡¡bien lavada!!!!, es nuestra principal aliada.


3) Reposo corto: Cuando ya tienes una masa algo homogénea, sácala del cuenco y ponla sobre la mesa, tápala con un lienzo limpio y dejarla reposar unos 15 minutos… no tengas prisa… este pequeño reposo te ayudará a la hora de amasar.


4) Amasado: Ahora ya estás listo/a para el amasado… El amasado es un hermoso momento, ¡disfrútalo! Encuentra tu manera, pero respeta lo siguiente: no desgarres la masa (¡no estamos lavando ropa!), extiéndela suavemente, dóblala y deja que entre aire, haz tu movimiento de manera rítmica y regular, y dale con ánimo y buena vibra aproximadamente 10 minutos.


Muy probablemente la masa tendrá tendencia a pegarse, no te desesperes y NO le eches más harina, pues un exceso de harina afectará el resultado final y te complicará en si el amasado.


Siga adelante y en unos 3 minutos veras como la masa está tomando forma. La masa estará lista cuando ya no está pegajosa, se extiende fácilmente y la notas suave al tacto.


¡Excelente… ahora… descansa porque la masa va a trabajar solita!


Nuestros talleres de pan casero 🌿



5) Fermentación en bloque: Coloca tu masa en tu cuenco y tápala (sin tocar la masa) con un lienzo limpio y húmedo para que no se forme una costra en su superficie, y deja fermentar tu masa entre 1h30 y 2h00 a temperatura ambiente, algo abrigado mejor.


¡Te toca!


6) Desgasificación: Luego de esta primera fermentación, vamos a desgasificar la masa, lo que consiste en sacar el gaz carbónico que se habrá desarrollado bajo el efecto de la levadura haciéndole 2 a 4 pliegues, no es un nuevo amasado.


7) División: Ahora está en tus manos decidir opción 1) si quieres mantener un pan de molde grandote de unos 800 gramos, con el riesgo, si no estás acostumbrado/a a hornear pan, de dudar de su cocción completa u opción 2) dividir la masa en dos, lo que te permitirá asegurar una cocción perfecta y profunda. ¿Ya te decidiste?


8) Formado definitivo: Ahora forma tu masa para que quepa en un molde rectangular (si es una sola masa, el molde debe tener aproximadamente 25X10X10cm, si son dos masas, adapta estas medidas). Tu molde debe estar previamente enharinado, no seas tacaño/a, ponle bastante. No vamos a proceder de cualquier manera, no quiero un churro deformado, necesitamos lograr una cierta tensión para lo cual vamos a trabajar de la manera siguiente: sobre una superficie ligeramente enharinada, extiende suavemente tu masa como un rectángulo, y dobla los dos laterales derecho e izquierdo hacia el centro y luego enrolla la masa de arriba abajo (o al revés) hasta formar un cilindro bien apretado de la longitud del molde, para eso le das hacia adelante y atrás con una cierta presión desde el centro del cilindro hacia afuera. Luego coloca tu masa en el molde con los pliegues (es decir el cierre del pan) hacia abajo.

¡Siéntate en tu sillón preferido y toma un buen libro …!


9) Fermentación final: Tapa tu molde con un lienzo limpio y húmedo y deja fermentar 1 hora hasta 1 hora y media al ambiente, abrigadito.

¡Penúltima etapa…! Nos estamos acercando al desenlace


10) Horneada: Precalienta tu horno para que llegue a 220 grados, hazlo unos 15 minutos antes de que se termine el tiempo de la fermentación final, dejando en el horno un recipiente que aguante el calor lleno de agua para lograr un ambiente de vapor al momento de ingresar tu masa. Cada horno es distinto, sin embargo, y como referencia, a 220 grados Celsius entre 30 y 40 minutos tu masa estaría cocinada.


¡Ahora sí… última etapa, la más anhelada!


11) Enfriado y … degustación: Saca el pan del molde con mucho cuidado, pues caliente, está aún muy frágil. Y ahora viene la parte más difícil… ¡déjalo enfriar! En Ecuador conocí el dicho popular: “pan caliente, mata la gente” y algo tiene de sentido… si te lanzas sobre el pan caliente, comerás el gas carbónico que aun contiene y allí viene el comentario: “el pan me hincho la panza”. Así como déjalo enfriar sobre una rejilla y disfrútalo una vez bien frio… ¡bueno eso si te aguantas las ganas!


12) Por favor… “¡Hazme feliz!” y mándame una foto de tu obra panera antes que solo queden migas al WhatsApp 0984097296 o al Facebook: Au Blé-Taller y Pan Artesanal.


¡Gracias!


Lo mismo, pero en corto…


1) Pesa todo, todito

2) Mezcla los ingredientes solidos con los líquidos luego de haber previamente activado la levadura seca

3) Corto reposo de 15 minutos con la masa tapada por un lienzo

4) Amasado de 10 minutos… Relax y disfruta

5) Fermentación en bloque de 1h30 a 2 horas

6) Desgasificación de la masa con 2 a 4 pliegues

7) Dividir o no dividir … ¡that is the question!

8) Formado definitivo… pero no un ¡churro flojo!

9) Fermentación final de 1h a 1h30

10) Horneada a 220 grados, horno precalentado, ambiente húmedo

11) ¡Déjalo enfriar! Disfrutaaaalo

12) Mándame una foto de tu obra panera



Con la chispa panadera… Christel Drapier

414 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo